La actividad con la que hemos iniciado el curso este año, es una de mis preferidas cuando no conocemos a los nuevos alumnos. Por eso, aunque se puede hacer en cualquier momento para ver el trabajo en grupo de toda la clase, me gusta más hacerlo en el primer día de clase. Evidentemente la podéis adaptar a los inicios de otros trimestres o incluso para comenzar un determinado proyecto.

Recuerdo haber visto alguna referencia a esta dinámica pero a pesar de buscarla no la he encontrado, o no he sabido aprrovechar la ayuda de Google... Si veis alguna referencia, no dudéis en compartirla y actualizamos el artículo.

Para esta actividad necesitamos

  • Duración: 15-20 minutos.
  • Alumnos: todos los del curso.
  • Materiales: la sillas y mesas de cada alumno.
  • Medidor de ruido (recomendable).

Desarrollo de la dinámica

Como casi todas estás actividades procuro que todo empiece con muchas incógnitas. No doy pistas de lo que se va a hacer, ni mucho menos de lo que se pretende. Buscamos por un lado sorprender, como os he dicho los alumnos es el primer día que me tienen como tutor, y por otro observarlos a ellos que sí se conocen total o parcialmente.

Poneros es situación: es el primer día de clase, tu nuevo tutor te recoge de la fila, apenas se presenta y al entrar en la clase con toda la ilusión tras el verano y deseoso de comprobar si este año te espera un profe de un perfil u otro, abres la puerta y te encuentras esto ...

Evidentemente lo de sorprender lo conseguimos fácilmente, pero queda ver como actúan como grupo. Para ello les dejamos las instrucciones en un sobre, pero también puede ser un pequeño vídeo si quereís iniciar algún proyecto o gamificación en el que sería fácil justificar que el malvado de turno nos la ha liado.

En esta ocasión el sobre tenía un mensaje sencillo:

"¡¡¡Bienvenidos al curso 2018/2019!!!               

Como podéis ver, la clase está hecha un desastre y necesitamos vuestra ayuda para prepararla para el inicio de curso. Pero… ¡cuidado! No es tan sencillo como parece. Tendréis que trabajar en equipo para conseguir dejar la clase tal y como aparece en el plano que encontráis a continuación, haciendo el menor ruido posible y con un límite de tiempo de 15 minutos. Para superar este reto, todos los elementos de la clase deben estar colocados como en el plano y todos los alumnos sentados donde marca el mismo plano."

A partir de ahí nuestra tarea es solo de apoyo, recordar el tema del ruido y observar. Yo suelo usar el medidor de ruido de ClassDojo, que ya he dejado activado antes de entrar y les penalizo con tiempo si se pasan del límite que nos interese para no molestar demasiado a los compañeros. La parte de observación tanto si el grupo es nuevo, nuestro caso, como si ya los conocéis es importante. Yo suelo anotar y fotografiar lo que veo destacado: posibles líderes, quien trabaja con sosiego, quien se altera rápidamente por el tiempo, quien es más individualista y quien trabaja por el grupo, quien recuerda las normas y quien quiere conseguir el objetivo aún saltándoselas, etc.

Una vez que todos se sientan según el plano y la clase tiene la disposición que le hemos pedido, paramos el tiempo y los felicitamos, en nuestro caso por su PRIMER ÉXITO COMO EQUIPO, que no es poco.

Tiempo de reflexión

Una vez terminada la ejecución de la dinámica es tiempo siempre para pensar en lo ocurrido. En nuestro caso queríamos ver los distintos roles que adoptan al enfrentarse a un reto en equipo. También al ser el pimer día con este grupo me interesé por conocer su primer pensamiento al entrar en el aula y verla así. Finalmente intentamos que empiecen a ver que cuando trabajan como grupo las cosas fluyen y que cuando no se ajustaron a las normas perdían valor como grupo.

 

Os animo a todos a probarla, y compartir vuestros resultados en las redes para mejorar esta dinámica.